3 de abr. de 2013

Curación de contenidos

Estoy segura de que todos hemos experimentado muchas veces la emoción de encontrar en Internet un recurso, una idea, una foto… que nos gusta tanto que no queremos perder; a muchos de nosotros esto nos ocurre a diario no pocas veces. 
Si a esto sumamos aquellos contenidos que tenemos pendientes de revisar, recomendaciones tuiteras de gente que siempre nos aporta algo bueno, nuevos post que queremos disfrutar y serendipias varias… conseguir poner un poco de orden en todo esto se convierte en algo esencial. 
Aún recuerdo las distintas fases por las que he ido pasando desde que me hice residente digital: 
  • Descargaba los archivos descargables o copiaba listas de url o post enteros en un documento Word y creaba carpetas en mi ordenador para alojarlos. Así se multiplicaban las carpetas con nombres como “Recursos” Recursos 2” “Importante” “Revisar”… carpetas que pocas veces volvía a abrir porque tardaba más en encontrar lo que buscaba que en hacerme con algo nuevo directamente en Internet (y eso que no existía Google en aquel momento) 
  • Luego empecé a usar la opción “favoritos” de los distintos navegadores y vuelta a empezar con la sucesión de carpetas con nombres, que intentaba sistematizar lo más posible, aunque el resultado final era el mismo… en cuanto crecía un poco la lista se complicaba poder localizar rápidamente lo que necesitaba. 

Eso sí, tengo que confesar que estos intentos de organizar los recursos que encontraba en internet, me ofrecían al menos el alivio de pensar que “ahí estaban” ante el miedo de dejarlos pasar y no encontrarlos después… poco útil pero tranquilizador… 
  • Otra fórmula que utilicé también fue la de copiar la url del recurso en un correo y enviármelo a mi misma escribiendo en el “asunto” la información que necesitaba. Ahí se quedaron los correos también, sin abrir, salvo cuando se llenaba la bandeja de entrada y tenía que decidir qué borrar para que siguiese operativa la cuenta. Por eso cuando llegó gmail con tanto espacio que no tenía que borrar nada y con la opción de etiquetar creí, que había encontrado la solución definitiva para gestionar la información. 
  • A partir de este momento cualquier sistema que no me permitiese poner distintas etiquetas a un mismo recurso ni siquiera lo tuve en cuenta y hoy sigo dependiendo de ellas para ordenar mi mundo digital. 
  • Por eso descubrir los marcadores sociales fue como encontrar un tesoro, ¿cómo había podido vivir sin ellos?, primero Delicious y ahora Diigo con sus muchas utilidades me permitieron y me permiten tener organizados, etiquetados y comentados mis enlaces, y ahora ya no están en un cajón de sastre sino que puedo encontrarlos con facilidad y acudo a ellos con mucha frecuencia. 
  • A esto se fueron sumando los espacios de almacenaje en la nube: Box, Dropbox, Drive… que al igual que los marcadores me permitían además guardar archivos y compartir con otros mis descubrimientos, mis etiquetas y mis comentarios. 
La información en Internet sigue creciendo más y más y por eso, hoy, además de Diigo y de mis espacios en la nube, necesito personas que medien entre la información y yo; personas que filtren, agrupen y comenten contenidos que puedan tener interés para mi… es decir, necesito curadores de contenidos. 

Las herramientas de curación de contenidos facilitan este trabajo, permiten crear espacios compartidos con información seleccionada. Podemos seguir así los temas que nos interesan, marcarlos, comentarlos y añadirlos a nuestra página, de esta forma nos convertimos también nosotros en curadores para otros. 

A continuación he seleccionado dos de las herramientas de curación más populares que paso a comentaros: 

Scoop.it 

En Scoop.it encontramos las siguientes características: 

  • El usuario selecciona los mejores contenidos en función del tema elegido y puede comentarlos antes de postearlos. 
  • Puede añadir a su página Scoop.it las páginas web que va descubriendo mediante el botón “Bookmarklet” integrado en la barra de direcciones. 
  • Los lectores pueden seguir una página Scoop.it al igual que en Twitter con lo que son informados de las actualizaciones. 
  • Las páginas pueden ser compartidas en Twitter y Facebook por el curador y por los lectores que también pueden suscribirse a un feed RSS. 
  • Permite crear un Widget que podemos incrustar en nuestro blog con las últimas incorporaciones (hasta 10) a nuestra página. 
Paper.li 

Paper.li es un servicio que permite crear un periódico online sobre un tema a partir de contenidos enviados y recomendados en Twitter y Facebook. Una parte de los contenidos es agregada a partir de tweets de tu cuenta personal, de tus seguidores, de tus listas creadas o de palabras clave. Las características de Paper.li: 

  • Es posible definir la frecuencia de publicación de los periódicos (cada 24h, dos veces al día, una vez a la semana). 
  • Un usuario puede crear hasta 10 periódicos. 
  • Todas las ediciones son archivadas (no es un periódico que cambia “en tiempo real” como ocurre con Scoop.it) 
  • Una ve publicados, los periódicos pueden automáticamente ser compartidos en su cuenta de Twitter. 
  • Los periódicos pueden ser integrados en blogs y páginas web. 
De las dos, ahora mismo (no puedo saber por cuanto tiempo) Scoop.it es mi favorita. He sido lectora de los Scoop de otros durante mucho tiempo y finalmente me he animado a utilizarlo yo, descubriendo que me ayuda a seleccionar y ordenar los contenidos que me interesan de forma muy sencilla; con el tiempo os diré si sólo marco intereses o si me es útil también para volver a ellos cuando necesito algo concreto. Mientras tanto os he preparado un tutorial para aquellos que os animéis a utilizarlo.


6 comentarios:

  1. Muchas gracias Carmen, me ha resultado muy útil, sobre todo porque me he sentido totalmente identificada con la descripción de la confusión que genera en nosotros tanta información dificil de mantener en orden.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Parece que estaba leyendo mi biografia ....jajja yo ademas lo guardaba todo en pendrive, super bien explicado y muy util. Muchas gracias Carmen

    ResponderEliminar
  3. Me he sentido totalmente identificada. Hoy utilizo scoop.it, que es una de mis favoritas y pearltree que tiene un potencial increible. Ana Lara

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Carmen, creo que todos nos sentimos identificados con este problema y la búsqueda de soluciones. En mi caso, por ahora utilizo Pocket (ex read it later) y me las arreglo bastante bien, pero voy a empezar a probar scoop.it a partir de tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ale, Ana y resto de aportaciones: me alegro de que os sea útil, os agradezco mucho vuestra participación en el blog con estos comentarios. Ya sabéis que estáis en vuestra casa así que espero seguir encontrándoos por aquí.
    Un abrazo
    Carmen

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola carmen, Hola a todos!

    Gracias por tu tutorial Carmen, me lo he llevado de gira y forma parte de mi página Scoop.it en la red... ¡por algo soy la Community Manager me dirás! :-)

    Si quieres que preparemos un tutorial más avanzado sobre funcionalidades de curación y nuevas opciones desde abril dímelo y te ayudo. Lo mismo digo a los que os animáis a curar con Scoop.it, las posibilidades y aplicaciones son tan variadas como nombrosas.

    Un abrazo y cuidado con la curación de contenidos ¡crea adicción!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails